Epistemowikia
Revista «Hiperenciclopédica» de Divulgación del Saber
Segunda Época, Año IX
Vol. 8, Núm. 4: de septiembre a diciembre de 2014
Epistemowikia es parte de
Logotipo de CALA Virtual
CALAALA | Communitas | Evolvere
Editio | Epistemowikia | Exercitatio | Fictor | Flor
Epistemowikia no se hace responsable ni se identifica necesariamente con el contenido ni las opiniones expresadas por sus colaboradores.
La Universidad de Extremadura no se hace en ningún caso responsable de los contenidos publicados en Epistemowikia.
Ni la Asociación Conocimiento Comunal (CONOMUN) ni el Grupo de Investigación de Ingeniería Telemática Aplicada y Comunicaciones Avanzadas (GÍTACA) se hacen en ningún caso responsable de los contenidos publicados por terceros.

Inicio | La revista | Índex | Hemeroteca | Búsquedas | Quiénes somos | Contacto | Publica

Colegio de Santa Catalina, o "de los verdes" (Alcalá de Henares)

De Epistemowikia

Colegio de Santa Catalina, o “de los verdes”.  Autor: Daniel Rodríguez Calvo  Licencia: CC-by-nc-nd 3.0 España
Colegio de Santa Catalina, o “de los verdes”.
Autor: Daniel Rodríguez Calvo
Licencia: CC-by-nc-nd 3.0 España

Durante los siglos XVI y XVII existió cerca de la Puerta de Guadalajara, en Alcalá de Henares, un colegio dedicado a Santa Catalina Mártir y que era conocido popularmente como de "los verdes" por el peculiar color del uniforme de los colegiales que a él asistían.

El edificio se construyó a lo largo del siglo XVII y era de tres alturas con ventanas enrejadas. Llegó a ser uno de los colegios más importantes de la Universidad, ya que contó con abundantes medios económicos. El colegio fue fundado en 1580. La protectora de la institución e impulsora de su puesta en marcha, doña Catalina de Mendoza y Cisneros, tenía una razón familiar para llevar a término un plan semejante, y es que dicha dama era nieta de una sobrina del Cardenal Cisneros. La institución acogió en su comienzo a ocho estudiantes de Teología y Cánones, para incrementar su número junto con su influencia con el paso de los años, y al mismo tiempo amplió su matrícula, llegando a obtener un alto aprecio y su pujanza fue muy notable a lo largo de toda su trayectoria, hasta el año 1843, cuando la Desamortización impuso el cierre de este tipo de instituciones.

Existen noticias referentes al año 1764 indicando que se intentaba poner orden en la biblioteca. El Colegio había conseguido licencia del inquisidor general para mantener en su biblioteca libros prohibidos, siempre y cuando permaneciesen en un mueble separado del resto, bajo llave y controlados por el bibliotecario, quien sólo podría facilitarlos a aquellos que tuviesen licencia del mismo inquisidor. Además contaba con la facultad de expurgar los libros que lo necesitasen o se mandasen expurgar. Hasta el momento habían sido los colegiales nuevos los que se encargaban de la biblioteca en cuanto a sus tareas menores: cuidar de su limpieza, recoger los libros, cerrar las ventanas, reponer tinta y plumas y acompañar a los estudiantes de fuera del colegio que vinieran a visitar o estudiar en la biblioteca. Sin embargo debido a la nueva responsabilidad otorgada por el inquisidor, se dispuso que fuese el colegial más antiguo el que se encargase de la biblioteca desde este momento y, sobre todo, que custodiase una sola llave.

En ausencia del bibliotecario se estableció que fuese un colegial vocal o huésped el que se encargara tanto de la llave de los libros prohibidos como de la biblioteca en general. Por último se dispuso que fuese este bibliotecario quien recibiese el dinero destinado a la biblioteca para la compra de libros y que llevase el control de los gastos en un libro que anualmente debía ser examinado por el rector y los consiliarios del colegio. Se cuenta con otros datos referentes a la situación de esta biblioteca en los años anteriores a la reforma de Rojas. A la luz de éstos, se puede afirmar que su biblioteca no tenía una situación excesivamente precaria, aunque se producían frecuentes desapariciones de libros como ocurría en los demás colegios. Es paradójico que de este Colegio se sepa más sobre su biblioteca cuando ya estaba clausurado en 1842 con motivo del intento de venta de la biblioteca, muy comentado en la época.

El Colegio ha desaparecido como tal, pero se conservan algunos elementos como la capilla original del siglo XVII con cúpula barroca, chapitel y linterna, así como fachada, reinstalada en el interior del patio. Dichos elementos son los que forman parte del café Renacimiento.


Fuentes: De rama en rama, CVC, Turismo Alcalá, Financiación de las bibliotecas de los colegios menores de la Universidad de Alcalá de Henares durante el siglo XVIII, Olga María López Álvarez - Genaro Luis García López Universidad Carlos III de Madrid ; Biblioteca Nacional de la República de Argentina; Archivo Histórico Nacional, Universidades, Lib. 952-F, fols. 68-69. / Archivo Histórico Nacional, Universidades, Leg. 432(2), 1-7, fol. 4, Ynforme que en 28 de Septiembre de 1780 hizo al Rey el Visitador de la Vniversidad y Colegios de Nares para el arreglo y nueba planta del Colegio de Santa Cathalina Martir de los Verdes con que se conformo S.M. 1782, junio 22, Alcalá de Henares.

Licencia



La primera edición de este artículo proviene de Alcalá de Henares Foto a Foto,
con licencia Reconocimiento-NoComercial 3.0 España (CC BY-NC 3.0) de Creative Commons.
Puedes consultar el texto legal aquí
y un resumen en castellano aquí.
Herramientas personales