Epistemowikia
Revista «Hiperenciclopédica» de Divulgación del Saber
Segunda Época, Año IX
Vol. 8, Núm. 4: de septiembre a diciembre de 2014
Epistemowikia es parte de
Logotipo de CALA Virtual
CALAALA | Communitas | Evolvere
Editio | Epistemowikia | Exercitatio | Fictor | Flor
Epistemowikia no se hace responsable ni se identifica necesariamente con el contenido ni las opiniones expresadas por sus colaboradores.
La Universidad de Extremadura no se hace en ningún caso responsable de los contenidos publicados en Epistemowikia.
Ni la Asociación Conocimiento Comunal (CONOMUN) ni el Grupo de Investigación de Ingeniería Telemática Aplicada y Comunicaciones Avanzadas (GÍTACA) se hacen en ningún caso responsable de los contenidos publicados por terceros.

Inicio | La revista | Índex | Hemeroteca | Búsquedas | Quiénes somos | Contacto | Publica

Historia del derecho en Marruecos

De Epistemowikia

Historia de Marruecos
Paleontología en Marruecos
Prehistoria de Marruecos
Historia Antigua de Marruecos
Historia Medieval de Marruecos
Historia moderna pre-Marruecos
Marruecos Moderno
Sultanato de Talifalelt 1631-1666
Imperio de Marruecos, Fez, Sus y Talifalet 1666-1792
Marruecos Contemporáneo
Imperio de Marruecos, Fez, Sus y Talifalet 1792-1912
Protectorado de Marruecos (1912-1956)
Marruecos actual (desde 1956)
Prisión de Tánger
Prisión de Tánger

Historia del derecho en el sistema judicial de Marruecos.

Tabla de contenidos

Siglo XIX

1800-1850 [1]
Los bajaes, los alcaides, los cadíes, los jalifas, administran la justicia personalmente como el Sultán, imitando exactamente su despotismo. A pesar de todo, la justicia es pronta y severa, teniendo todos por norte de conducta el principio de que el empobrecer el pueblo es quitarle el deseo y los medios de rebelarse.

Los asuntos litigiosos sobre compras y ventas, préstamos, esponsales, divorcios y demás se deciden ante el Cadí, quien para ello se encuentra sentado a la puerta de la ciudad dando audiencia. Los interesados defienden por sí mismos sus negocios, aunque se les permite encomendarlo a un vvaquil ó procurador. En derredor de los cadíes asisten los adul, escribanos, y los kotebi, escribientes, que den fé de los actos y los extienden por escrito. El Corán y los comentarios de Malek Ancs son la pauta á que ajustan sus decisiones y sentencias los que administran justicia. Si alguna de las partes no se conforma al fallo del Cadí, pueden alzarse al Sultán; pero esto sucede raras veces por temor de los gastos y de perder la cosa litigosa como á veces acontece.

La justicia criminal en cuanto á las culpas leves se redimen regularmente con multas pecuniarias; después se aplica la bastonada o la flagelación, luego la mutilación, y la última pena según los delitos y circunstancias. El robo se castiga en los dos sexos con la mutilación de ambas manos. El adulterio se castiga rigorosísimamente; pero como el acusador tiene que probar el hecho con 4 testigos de toda fé; y si no logra su intento aun sufre él mismo 80 azotes, de ahí nace que son muy pocos los casos en que se presenta tal acusación. El homicidio premeditado se paga con la vida, para probarlo se necesitan sólo 2 testigos pero es preciso que conste no haber gustado nunca vino ni comido tocino y otras excepciones por este orden. Si el homicidio es involuntario se redime con una suma de dinero contentándose antes á los parientes mas inmediatos del muerto. Cuando no puede descubrirse el agresor, el distrito ó pueblo en donde se cometió el homicidio se mira obligado a pagar la cantidad de dinero que juzga fijar el Sultán. Si una mujer tiene fama de santimonía, su dicho vale tanto como el de un hombre; pero en las demás es necesario reunir desde 2 hasta 6 rotos femeniles, para compensar un testimonio masculino. La pena del otro tanto ó del Talión es la que mas agrada y la usan siempre que puede tener aplicación. Aparte de esto el capricho y la buena voluntad del Sultán ó de sus lugar-tenientes es quien define y modifica la diversidad de las sentencias. La mutilación se extiende á los pechos, las orejas, pies y brazos de los reos: se les cubre de miel y aceite, y se les expone al furor de los insectos: se les carga la boca y las narices con pólvora, y se la da fuego: se les entierra dejando fuera la cabeza para que sirvan de blanco á los verdugos: se les quema á fuego lento, ó se les siega y divide en dos ó mas pedazos palpitantes, según las circunstancias del delito. Se les ve clavados por las orejas ó por las manos en las plazas y mercados fumando tranquilamente su pipa o bien á veces recogen con gran desenfado la mano que les han cortado y arrancan á correr. La bastonada se aplica teniendo al reo con la boca al suelo. Un sayon lo cabalga por el cuello, mientras otro le sujeta las piernas, y en tanto otros dos puestos al lado y blandiendo sendos látigos ó rebenques de que siempre van armados, descargan el número asignado de golpes. El reo tiene que pagar después su obra á estos oficiales; y si el dinero le falta, ha de sufrir además las adehalas de azotes y coces que estos indudablemente le suministran.

1850-1900[2]: el sultán administra y da audiencia a la sombra del parasol verde que da a conocer la soberanía; y en representación suya en las provincias, los bajaes y cadíes á la puerta de las ciudades ó de las casas, del mismo modo que los reyes de Granada en el dintel de la puerta Judiciaria de la Alhambra, se muestran los intérpretes del El Corán así como libro de la religión que como código.
A pesar de esta última facultad, la costumbre ha introducido ciertos castigos como consiguientes á algunos delitos; siendo la pena del talión la ley por excelencia. Los suplicios no tienen realmente nada de dulzura, por mas que algunos escritores aplaudan la clemencia de los emperadores, sin duda por formar contraste con los que exageran su crueldad. Mr. Didier señala estos suplicios. «Tan pronto, dice, se arroja al condenado, de manera que al caer se rompa un «brazo, una pierna, ó la cabeza según la sentencia, «para lo que tienen un tinte especial los ejecutores, «como se le entierra hasta el cuello dejando la cabeza expuesta a los ultrajes de los transeuntes. Otras «veces se le encierra vivo en un buey muerto, ó se le «cuelga á la cola de un caballo que se hace correr. «Muchas veces se le llenan la nariz, la boca y las orejas de pólvora y le meten fuego. El palo, la mutilación y los garfios son otros tantos instrumentos de tan espantosa penalidad.»

  • En marzo de 1897 dahir para el derecho de supervisión los libros imprimidos[3]
Palacio de Justicia de Tánger 1890-1900
Palacio de Justicia de Tánger 1890-1900

Cadíes:[4]

  • Fez: Bu Yam`a b.Salim, Muhammad al-Hwayrati (m.1881)
  • Sijilmassa: Muhammad al-Sadiq al-Alawi (m.¿1862?)

Al final del siglo XIX[5]: el gobierno no pasa alimento alguno ni agua a los encarcelados, y subsistir de lo que su familia y amigos le lleven y de las sobras de sus compañeros. Sólo en la cárcel de Tánger por presión extranjera se pasa agua a los encarcelados y 120 gramos de pan malo para los que no tienen ayuda externa y 55 gramos de pan malo para los que tienen ayuda, cuando son trasladados de prisión son llevados con cadenas y argollas en pies y cuello.

Dahir del 7 de agosto de 1910 regula la Orden del mérito militar.

Protectorado

Juzgados años 20 en Casablanca
Juzgados años 20 en Casablanca
Leyes de Ait Mzal de 1916
Leyes de Ait Mzal de 1916
  • Dahir de 13 de febrero 1914 (17 Rabia II) relativa a la conservación de monumentos históricos, inscripciones y objetos de arte y antigüedades del Imperio jerifiano la protección de los lugares alrededor de los monumentos, sitios y monumentos naturales[6]
  • Dahir, 31 de agosto de 1914 (9 chaoual 1332) sobre la expropiación de terrenos con fines militares.
  • El 2 de junio de 1915 (19 Rajab 1333), que establece la ley aplicables a los edificios registrados.[7]
  • El 31 de mayo de 1916, acuerdo de igualdad jurídica de los ciudadanos de Costa Rica en el país[8]
  • Dahir en el 7 de marzo de 1917, se crean los cuerpos de bomberos en las ciudades[9]
  • Dahir de abril de 1919 transfiere toda la responsabilidad de las tierras de grupos étnicos al ministerio del interior.[10]
  • En 1921: Se condenaba con la pena de muerte la apostasía voluntaria del islam (si no se el apóstata se no arrepiente en 3 días, y pero si el cumplable no ha sido todavía en los principios del islamismo sólo recibirá una sentencia correccionaria), blasfemia (sin dar plazo a arrepentimiento, y sin que sea causa la ignorancia o embriaguez), la embriaguez voluntaria de un musulmán se castiga con 80 latigazos y 40 latigazos en caso de esclavos. El estupro cometido por un musulán casado se castiga con la lapidación, igual pena para el pederastra y su cómplice (sean o no musulmanes, casados o no), pero el estrupro del musulmán que no haya consumado el matrimonio se condena con 100 latigazos y destierro (la mitad en caso de esclavos). La difamación o calumnia se reprime con 80 latigazos. La prueba ordinaria en materias criminales consiste en al de testigos, bastando un solo testigo presencial con juramentos y dos sin necesidad de éste; para el adulterio y el estupro hacen falta 4. El testimonio de 2 mujeres equivale la de 1 hombre. La prueba extraordinaria consiste en 50 juramentos solemnoes, prestados por al familia del ofendido, para el caso de que existan presunciones de culpabilidad contra él a quiene se acuse; la prestación de estos juramentos da derecho a los parientes que los presten a recibir la correspondiente indemnización, prestando a cada uno de aquellos proporcionalmente a parte de esta que les corresponde, y si uno retira la acusación se considera retirada por todos. Para los delitos de bandidaje existe la prueba del "rumor público", consistente en que se identifica a la persona del bandido y que de público se le acuse como autor del delito.
  • El 20 de diciembre de 1922 el ayuntamiento de Melilla compra el manantial de Trara, con permiso del sultán mediante un dahir[11]
  • Dahir del 4 de mayo de 1925 organización del notariado.[12][13]
  • El 1 de noviembre de 1926, por dahir se permite una Biblioteca general del protectorado[14]
  • Dahir bereber[15], 16 de mayo de 1930
  • Dahir, 18 de mayo de 1936 (26 Safar 1355) sobre la aplicación maniobras de las tropas de todas las armas.
  • Dahir de 4 de mayo 1940 (25 Rebia I 1359) Beneficios sobre las requisas militares de la vivienda y el encarcelamiento.
  • Dahir de 18 de abril de 1942, relativo a la obtención del carnet de periodista[16]
  • Dahir du 6 chaoual 1359 (7 noviembre de 1940) relativo al control de la industria cinematográfica
  • Dahir de 2 de junio 1941 (6 Jumada de 1360) algunos trabajos ampliación de las competencias militares atribuidas al Director de las comunicaciones, la producción industrial y mano de obra por el Dahir de 31 de agosto 1914 (9 Chaoual 1332) sobre la expropiación de utilidad pública y ocupación temporal
  • Dahir du 16 chaoual 1361 (16 octubre de 1942) reglamento de acceso de establecimientos cinematográficos.
  • Dahir del 20 de octubre de 1945, se amplía la jurisdicción de los bomberos y se aceptan los bomberos voluntarios.
  • En 1951 se promulgó el Código de Enjuiciamiento Criminal
  • Dahir del 12 de mayo de 1951, el sitio de Sidi-Abderrahmane fue el primer sitio prehistórico de Marruecos objeto de un decreto de clasificación.[17]
  • Derecho matrimonial islámico y matrimonios de musulmanes en Marruecos, 1952, de Patrocinio García Barriuso.
  • Dahir del 30 de abril de 1955, estipula en tiempos de guerra y de paz.

Ilustre Colegio de Abogados de Nador, el 29/03/1926
Colegio de Abogados de Rabat, desde 1926
Colegio de Abogados de Oujda, desde el 12/06/1929

Referencias

  1. Manual del oficial en Marruecos, escrito por Serafín Estébanez Calderón, 1844, página 78-79
  2. Descripción y mapas de Marruecos por José Gómez de Arteche y Moro,Francisco Coello, 1859
  3. Sistemas de la ONU en Marruecos
  4. Orígenes sociales y culturales del Nacionalismo marroquí, ed. Mapfre, Abdallah Laroui, 1997, ISBN 84-7100-356-2
  5. Historia de Marruecos, Manuel Pablo Castellanos, de 1898, páginas 60-61
  6. Ministerio de Habous y Asuntos islámicos.
  7. Ministerio de Habous y Asuntos Islámicos
  8. Asamblea del Gobierno de Costa Rica
  9. Protección Civil de Marrakech
  10. Noticia en The Guardian
  11. Noticial en El Mundo
  12. Rama Judicial de Puerto Rico
  13. Noticia en MAP
  14. Unesco, 1969
  15. La Presse Maghrebine: Libye, Tunisie, Maroc, Algérie, de Christiane Souriau-Hoebrechts, ed. Centre National de la Recherche Scientifique, 1975, ISBN 2-222-01201-5, página 61
  16. Le statut de iournaliste professionneal u Maroc, de Ahmed Hidass
  17. Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia

Licencia









Esta obra se publica multilicenciadamente con las siguientes licencias. Por tanto, usted es libre de reproducir, distribuir, comunicar públicamente, interpretar y transformar, por cualquier medio, con o sin ánimo de lucro, la presente obra, en cualquier momento o lugar, licenciando o multilicenciando, según sea el caso, la obra original o la obra derivada, con una de las siguientes licencias o con un subconjunto de ellas:





Herramientas personales