Epistemowikia
Revista «Hiperenciclopédica» de Divulgación del Saber
Segunda Época, Año IX
Vol. 8, Núm. 4: de septiembre a diciembre de 2014
Epistemowikia es parte de
Logotipo de CALA Virtual
CALAALA | Communitas | Evolvere
Editio | Epistemowikia | Exercitatio | Fictor | Flor
Epistemowikia no se hace responsable ni se identifica necesariamente con el contenido ni las opiniones expresadas por sus colaboradores.
La Universidad de Extremadura no se hace en ningún caso responsable de los contenidos publicados en Epistemowikia.
Ni la Asociación Conocimiento Comunal (CONOMUN) ni el Grupo de Investigación de Ingeniería Telemática Aplicada y Comunicaciones Avanzadas (GÍTACA) se hacen en ningún caso responsable de los contenidos publicados por terceros.

Inicio | La revista | Índex | Hemeroteca | Búsquedas | Quiénes somos | Contacto | Publica

La responsabilidad del desarrollo viciado

De Epistemowikia

La historia de la lucha por la igualdad, no se nos olvide, es nuestra historia.

Permítasenos recordar el «imperativo categórico» de Immanuel Kant: uno debe actuar sólo de acuerdo con principios de los que se pueda desear que lleguen a ser leyes universales. Es decir, aplicables a uno mismo. Conclusión: no desees para el otro, lo que no quieras para ti.

Pero falta mucho para que esté completo el marco institucional mundial necesario para una sociedad mundial justa. Paul Streeten, economista experto en desarrollo, destaca las siguientes innovaciones institucionales [847]:

  • un banco internacional, encargado de coordinar los mercados financieros y la liquidez internacional;
  • un servicio de deuda nacional, para resolver la crisis de deuda del Tercer Mundo;
  • un cuerpo coordinador de las inversiones a gran escala duraderas;
  • un fondo internacional de inversiones, encargado de canalizar los excedentes de los países ricos hacia los países pobres, de manera que sea bene…cioso para ambas partes;
  • un foro de la energía, con la participación de productores y consumidores, a la búsqueda de una estructura estable de precios;
  • un organismo de protección mundial del medio ambiente;
  • un sistema de estabilización de los precios de los bienes;
  • una entidad mundial que limite los monopolios y las prácticas restrictivas;
  • un impuesto internacional sobre la renta o sobre el consumo, para su redistribución hacia los países pobres;
  • un organismo internacional e independiente que garantice la eficacia de esta ayuda;
  • un sistema de derecho internacional más desarrollado y más vinculante.

Claro que por pensar, en realidad, de lo que se trataría, es de que al igual que somos tolerantes olvidando bastante de nuestra individualidad para vivir en sociedad, también lo seamos con las demás especies, y, rechazando de una vez por todas nuestra vil arrogancia, sin sentido ni fundamento alguno, consigamos la gran meta de vivir en sociedad con el resto de los seres vivos.

Pero seamos realistas: pretender ampliar esta comunidad a los grandes primates, como defienden en su libro, Paola Cavalieri y Peter Singer [51] —cfr. «La comunidad moral de los iguales»—, es un objetivo a largo plazo, a muy largo plazo; y pretender ampliarla a otros seres vivos, es, sencillamente, una utopía.

Pero la justicia, como la estabilidad y el equilibrio, sólo es una cuestión de tiempo.

El egoísmo forma parte de nuestra visión actual del mundo. Muy pocos desprendidos lo son del todo. Forma parte de nuestro ser, del misterio de los misterios1 , de nuestra evolución como individuos y como sociedad.


[1] «El misterio de los misterios ¿Es la evolución una construcción social? », título de un maravilloso libro del filósofo e historiador Michael Ruse [7], que a su vez cita John F. W. Herschel, filósofo y astrónomo, en una carta a Charles Lyell, geólogo, fechada el 20 de febrero de 1836: «El misterio de los misterios, que unas especies reemplacen a otras extinguidas.»

Como decía el escritor francés Jean René Houguenin, «la vida es trágica, no porque debamos morir, sino porque hay momentos en los que no amamos.»

Es nuestro deber oponernos al proceso de desarrollo viciado. Seamos egoístas. Los efectos de la discriminación, explotación y opresión de las mujeres, repercuten en los niños, el capital humano futuro. Ya que todavía son las madres las que tienden a responsabilizarse mucho más que los padres de su educación y desarrollo, sobre todo en los primeros años, la edad de la impronta, nuestro egoísmo debería conducirnos a la lucha por la igualdad.

«El objetivo es más bien la “equidad”, noción mucho más vaga [que la de igualdad], difícil, si no imposible, de definir con precisión. “Partes equitativas para todos” es el lema moderno que ha reemplazado al de Karl Marx, “de cada uno según sus posibilidades, a cada uno según sus necesidades”.

Este concepto de igualdad [de resultados] difiere radicalmente de los otros dos [igualdad ante Dios e igualdad de oportunidades]. Las medidas estatales que apoyan la igualdad personal o la de oportunidades aumentan la libertad; las medidas estatales que pretenden lograr “partes equitativas para todos” reducen la libertad. Si las personas han de estar determinadas por la “equidad”, ¿a quién toca decidir qué es lo “equitativo”? [...]
Los que toman e imponen tales decisiones, ¿son iguales a aquellos para quienes deciden? ¿No estaremos en el caso de ‹Rebelión en la granja›, de George Orwell, donde “todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros”?»
–-Milton Friedman y Rose Friedman [848] (p. 193)

Bibliografía

  • [51] P. Cavalieri y P. E. Singer. El Proyecto «Gran Simio ». La Igualdad Más Allá de la Humanidad. Trotta, Madrid, España, 1998. (Traducción realizada por Carlos Martín y Carmen González).
  • [847] P. Streeten. The evolution of development thought: Facing up to global interdependence. En: M. Ekins, Paul y Max-Neef (Ed.), Real-Life Economics. Routledge, London, UK, 1992.
  • [848] M. Friedman y R. Friedman. Libertad de Elegir: Hacia un Nuevo Liberalismo Económico. Grijalbo, Barcelona, España, 1992. (Traducido al español de: <Free to Choose>, Harcourt Brace Jovanovich, New York, NY, USA, 1980).

Temas relacionados

Condiciones de copia, distribución y uso

© Juan Miguel León Rojas, 2003, 2008.


Metalicencia CGL 10.30
http://gratuidadcristiana.blogspot.com/

Por favor, siéntete libre —no tienes que pedir permiso— para:

  • copiar y modificar la obra —puedes alterar, transformar o crear nuevas obras a partir de ella (obras derivadas)—,
  • distribuir y comunicar públicamente la obra,
  • hacer un uso comercial de la obra.

Esto es así porque el autor ha dedicado la obra al dominio público, mediante la renuncia a todos sus derechos patrimoniales de autor sobre la obra en todo el mundo, incluyendo todos los derechos conexos y afines, en la medida permitida por la ley.

El autor ha escogido publicar la obra con la licencia Ofrecimiento al Dominio Público CC0 de Creative Commons, versión 1.0 (∗) —CC0 1.0 Universal (CC0 1.0)—. No obstante, como en ciertas jurisdicciones esto no está permitido, el autor también publica esta obra con la licencia Reconocimiento de Creative Commons, versión 3.0 España (∗∗) —CC BY 3.0 ES— y versión 3.0 unported (∗∗∗) (internacional) —CC BY 3.0—.

El uso de la metalicencia CGL 10.30 supone un «ruego múltiple»:

  1. que una de tus motivaciones sea hacerlo para gloria de Dios, † «Por tanto, ya comáis, ya bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios» (1 Co 10, 31),
  2. que sólo explotes la obra y sus obras derivadas mediante préstamo gratuito o donación de ejemplares, † «Gratis lo recibisteis, dadlo gratis» (Mt 10, 8), «¿Y qué tienes que no hayas recibido?» (1 Co 4, 7),
  3. que incluyas este aviso legal en toda copia parcial o total de la obra original y en toda obra derivada.

Pero como ves, sólo es un ruego.

Este texto es un resumen legible por humanos del texto legal. Los textos legales (las licencias completas), a las que debes añadir el «ruego múltiple» están disponibles en: (∗) http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/deed.es_ES, (∗∗) http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/es/, (∗∗∗) http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es_ES.


CC0 1.0 Universal

CC BY 3.0 ES

CC BY 3.0 Unported
En cualquier caso, puedes obtener una copia del texto legal de cualquier licencia de Creative Commons enviando una carta a: Creative Commons, 171 Second Street, Suite 300, San Francisco, California 94105, USA.

Herramientas personales