Epistemowikia
Revista «Hiperenciclopédica» de Divulgación del Saber
Segunda Época, Año IX
Vol. 8, Núm. 1: de enero a marzo de 2014
Epistemowikia es parte de
Logotipo de CALA Virtual
CALAALA | Communitas | Evolvere
Editio | Epistemowikia | Exercitatio | Fictor | Flor
Epistemowikia no se hace responsable ni se identifica necesariamente con el contenido ni las opiniones expresadas por sus colaboradores.
La Universidad de Extremadura no se hace en ningún caso responsable de los contenidos publicados en Epistemowikia.
La Asociación Conocimiento Comunal (CONOMUN) no se hace en ningún caso responsable de los contenidos publicados por terceros.

Inicio | La revista | Índex | Hemeroteca | Búsquedas | Quiénes somos | Contacto | Publica

Personas con necesidades diferentes

De Epistemowikia

«La selectividad fue otro problema, porque no era posible legalmente realizar dicha prueba fuera del recinto universitario, ya que no hay convenio entre los ministerios de Sanidad y Educación, pero sí entre los ministerios de Educación y Justicia. Esto quiere decir que los reclusos de la cárcel pueden hacer la selectividad y también los estudios universitarios sin necesidad de ir al lugar del examen correspondiente, pero no así los pacientes hospitalizados. Ello es bastante injusto; ya sería hora de solucionar este vacío legal.

Conseguí que me hicieran las pruebas de acceso a la universidad en la clínica, las aprobé con una nota media de 6,7, y empecé a estudiar en la UNED. Estoy muy agradecido de poder estudiar en la UNED, que me da la oportunidad de examinarme en la clínica, ya que ellos están dispuestos a hacerlo (pero no porque estén obligados por ninguna ley educativa). [...] En mis actuales condiciones físicas no me es posible examinarme presencialmente en la universidad.»
–-Daniel Vilaseca [834] (p. 200); afectado de distrofia muscular de Duchenne, 29 años, licenciado en Derecho y estudiante de Geografía e Historia (1998)


Pero con el reconocimiento de la igualdad para los seres humanos, sin importar el color de la piel, no acaba la desigualdad entre los seres humanos. Hasta hace apenas 30 años existían seres humanos cuya igualdad con el resto no era reconocida por ninguna ley, aquéllos que sufrían una discapacidad intelectual1, aquéllos que seguían siendo niños.


[1] Actualmente parece que la denominación políticamente correcta es «seres humanos con necesidades (intelectuales) especiales», insistiéndose en hablar de la diversidad humana y de nuestras diferencias, lo que, si bien en algunos casos supone un trato diferenciado, éste siempre tendrá como meta el rompimiento de cualquier posible barrera, o sea, la igualdad de todos y para con todos.

No es hasta 1971 [835], cuando se aprueba una primera declaración de la ONU, que se refuerza y complementa con una segunda declaración en 1975 [836]; declaraciones por las que se considera, al fin, a estas personas iguales al resto de seres humanos (aunque sus derechos deban ser salvaguardados por guardianes humanos no discapacitados intelectualmente). La historia concreta es la siguiente:

  • 20 de diciembre de 1971 (XXVI Sesión de la Asamblea General de la ONU), la Organización de las Naciones Unidas aprueba la Resolución 2856 ”Declaración de los Derechos de las Personas con retraso mental” (General Assembly Official Records Suppl. 29 [A/8429], Naciones Unidas, New York, 1972).
  • 9 de diciembre de 1975 (XXX Sesión de la Asamblea General de la ONU), la Organización de las Naciones Unidas aprueba la Resolución ”Declaración sobre los Derechos de las Personas discapacitadas” (General Assembly Official Records Suppl. 34 [A/10034], Naciones Unidas, New York, 1976).
  • 17 de junio de 1988 (D.O.C. 187, de 18-7-1988, pág. 236), el parlamento europeo reconoce el derecho de las personas sordas a utilizar la lengua de signos como lengua propia.
  • 9 de diciembre de 1989, en el punto 26 de la Carta Comunitaria de los derechos fundamentales de los trabajadores, el parlamento europeo reconoce el derecho de las personas con minusvalías al beneficio de medidas adicionales concretas para favorecer su integración profesional y social.
  • 29 de junio de 1992 (D.O.C. 248, de 2 -11-92, pág. 35), el parlamento europeo reconoce los derechos de las personas disminuidas mentalmente (mentally handicapped people).
  • 14 de diciembre de 1995 (D.O.C. 17, de 22-1-1996, pág. 141), el parlamento europeo reconoce los derechos de las personas minusválidas (disabled people).

Nos vemos en la obligación de mencionar, a la vez que valorar muy positivamente, el esfuerzo de algunas Administraciones para conseguir una educación en igualdad para las niñas y los niños españoles, con necesidades especiales. En particular de la comunidad sorda. Quizás ello haya sido consecuencia de diversos trabajos —cfr. v. gr. Marchesi [837]; Marchesi, Alonso, Paniagua y Valmaseda [838]; Palacios, Marchesi y Coll [839]; Fernández Viader [840]—, incidentes en las posibilidades de la lengua de signos para el desarrollo cognitivo y lingüístico de los niños sordos. Por ejemplo, en el ya aprobado Proyecto de Ley de Solidaridad en la Educación de la Presidencia del Parlamento de Andalucía del 17 de febrero de 1999 encontramos un claro ejemplo de la atención que desde las administraciones se está despertando por la inclusión de la Lengua de Signos en el entorno educativo de los niños y niñas sordos/as: Artículo 11, punto 1: «La Administración educativa favorecerá el estudio y la utilización de la lengua de signos en los centros docentes que escolaricen alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a una discapacidad auditiva en grado severo o profundo.»

Bibliografía

  • [834] D. Vilaseca. Daniel: el ordenador, una necesidad para el discapacitado, no un capricho. En: C. Basil, E. Soro-Camats, y C. Rosell (Eds.), Sistemas de Signos y Ayudas Técnicas para la Comunicación Aumentativa y la Escritura. Principios Teóricos y Aplicaciones, capítulo 15, páginas 199–207. Masson, Barcelona, 1998.
  • [835] ONU. Declaración de los Derechos de Personas con Retraso Mental (Resolución 2856, aprobada en la Asamblea General en su XXVI Sesión, de 20 de diciembre de 1971). General Assembly Official Records Suppl. of The United Nations (New York), 29(A/8429):93, 1972.
  • [836] ONU. Declaración de los Derechos de las Personas Discapacitadas (Resolución aprobada en la Asamblea General en su XXX Sesión, de 9 de diciembre de 1975). General Assembly Official Records Suppl. of The United Nations (New York), 34(A/10034), 1976.
  • [837] Á. Marchesi. El Desarrollo Cognitivo y Lingüístico de los Niños Sordos : Perspectivas Educativas. Alianza Psicología, vol. 17. Alianza, Madrid, España, 1987.
  • [838] Á. Marchesi, P. Alonso, G. Paniagua, y M. Valmaseda. Desarrollo del Lenguaje y del Juego Simbólico en Niños Sordos Profundos. Ministerio de Educación y Ciencia, Centro de Publicaciones, Madrid, España, 1995.
  • [839] J. Palacios, Á. Marchesi, y C. Coll. Desarrollo Psicológico y Educación. Vol. 1: Psicología Evolutiva. Vol. 2: Psicología de la Educación Escolar. Vol. 3: Trastornos del Desarrollo y Necesidades Educativas Especiales. Colección El Libro Universitario: Manuales. Alianza, Madrid, España, 1999-2001.
  • [840] M. P. Fernández Viader. La Comunicación de los Niños Sordos: Interacción Comunicativa Padres-Hijos. PPU, Barcelona, España, 1996.

Temas relacionados

Condiciones de copia, distribución y uso

© Juan Miguel León Rojas, 2003, 2008.


Metalicencia CGL 10.30
http://gratuidadcristiana.blogspot.com/

Por favor, siéntete libre —no tienes que pedir permiso— para:

  • copiar y modificar la obra —puedes alterar, transformar o crear nuevas obras a partir de ella (obras derivadas)—,
  • distribuir y comunicar públicamente la obra,
  • hacer un uso comercial de la obra.

Esto es así porque el autor ha dedicado la obra al dominio público, mediante la renuncia a todos sus derechos patrimoniales de autor sobre la obra en todo el mundo, incluyendo todos los derechos conexos y afines, en la medida permitida por la ley.

El autor ha escogido publicar la obra con la licencia Ofrecimiento al Dominio Público CC0 de Creative Commons, versión 1.0 (∗) —CC0 1.0 Universal (CC0 1.0)—. No obstante, como en ciertas jurisdicciones esto no está permitido, el autor también publica esta obra con la licencia Reconocimiento de Creative Commons, versión 3.0 España (∗∗) —CC BY 3.0 ES— y versión 3.0 unported (∗∗∗) (internacional) —CC BY 3.0—.

El uso de la metalicencia CGL 10.30 supone un «ruego múltiple»:

  1. que una de tus motivaciones sea hacerlo para gloria de Dios, † «Por tanto, ya comáis, ya bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios» (1 Co 10, 31),
  2. que sólo explotes la obra y sus obras derivadas mediante préstamo gratuito o donación de ejemplares, † «Gratis lo recibisteis, dadlo gratis» (Mt 10, 8), «¿Y qué tienes que no hayas recibido?» (1 Co 4, 7),
  3. que incluyas este aviso legal en toda copia parcial o total de la obra original y en toda obra derivada.

Pero como ves, sólo es un ruego.

Este texto es un resumen legible por humanos del texto legal. Los textos legales (las licencias completas), a las que debes añadir el «ruego múltiple» están disponibles en: (∗) http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/deed.es_ES, (∗∗) http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/es/, (∗∗∗) http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es_ES.


CC0 1.0 Universal

CC BY 3.0 ES

CC BY 3.0 Unported
En cualquier caso, puedes obtener una copia del texto legal de cualquier licencia de Creative Commons enviando una carta a: Creative Commons, 171 Second Street, Suite 300, San Francisco, California 94105, USA.

Herramientas personales